juliol 2020 / OPINIÓ

El nombre del viento

Patricia Rico

Hay muchas razones por las que podría recomendar este libro. Podría hablar de la historia, del mundo y sus personajes o de cómo está escrito. Sin embargo, no querría robaros la sensación de leer estas páginas por primera vez. Así que, pensándolo mucho, he decidido centrarme en lo último, adelantaros lo segundo y hablaros lo justo de lo primero. 

En “El nombre del viento” lees a alguien que parece entender la armonía del mundo. Un hombre que observa como cada una de las piezas que conforman la realidad que él ha creado confluyen y se esquivan y encajan. Sientes cómo juega con ellas hasta formar una sensación muy clara, ya sea familiar o extraña, que te sabe transmitir con las palabras justas. Para poneros un ejemplo, cojamos la nostalgia: un sentimiento quizás más cercano y agudo para algunos, lejano y sordo para otros, pero conocido por la mayoría. Si Patrick Rothfuss quisiera hablarnos de ella, no se contentaría con mencionarla sabiendo que entenderemos a lo que se refiere. Él escribiría sobre la agitación de ir corriendo al sofá sabiendo que está sonando el último anuncio antes de tus dibujos favoritos; escribiría sobre las fiestas de cumpleaños con piñata; sobre los viernes a las 5 de la tarde. Por último y por si quedara algún resquicio de duda, acabaría con la visión de tu madre cerrando la puerta, no del todo si se lo pedías con voz aguda, antes de irte a dormir.

En cuanto a su mundo, por suerte o por desgracia, no es el nuestro. Éste tiene princesas y eruditos; dragones, granjeros, fábulas…y la universidad. Y magia. En él discurre una historia con un claro protagonista: Kvothe, que se pronuncia <<cuouz>>. No obstante, no quiero hablaros de Kvothe, pues os quitaría el íntimo momento de conocerlo por vosotros mismos. Únicamente os diré que él, al igual que cada uno de los personajes que aparecen en su historia, tiene una visión única, compleja y concreta de la realidad, descrita con la misma belleza y precisión que el resto del libro. Puede enseñarte las profundidades de la tristeza más absoluta, también jugar contigo a atrapar la Luna.  

Por otro lado…no ha tenido una vida particularmente monótona. Es todo lo que os diré sobre la historia. 

Si no le tenéis miedo a sus 613 páginas o a pronunciar el nombre del viento, podéis uniros al club de los que aún conservamos este libro bien visible en nuestra estantería. 

Tu també tens coses a dir? Escriu a la revista

Llegeix més articles...

Entrevista a Laura Vilagrà

Laura Vilagrà és l’actual Consellera de Presidència de Catalunya i un dels tres integrants del govern català a la taula de diàleg. Nascuda a Santpedor,...

Llegir >
Contra los partidos políticos

Escribió Rosseau en El Contrato Social: “La soberanía es el ejercicio de la voluntad general y el soberano un ser colectivo que no puede ser...

Llegir >

PORTADA  •  NOSALTRES  •  ARXIU  •  ESCRIU  •  SEGUEIX-NOS!

© Copyright 2020 l’Universitari. Tots els drets reservats. | Desenvolupament web per Pol Villaverde